Un Sísifo actual y en miniatura.

renuncia

Imagen “sustraída” desde el blog de Mala Imagen 

Escribiré sobre un tema que quizás a pocos les interese leer, aunque sea un tema que todo el país habla en este momento. Esto por que pienso que a nadie le interese leerme, por lo tanto lo que escribo, lo hago para mí, aunque con el morbo de hacerlo público con la posibilidad que alguien sin tiempo lo lea hasta el final.

Sampaoli: El Sísifo actual

Partiremos explicando un mito antiguo, este es el famoso mito de “Sísifo”. Este relato sagrado conciste en lo siguiente, nos apoyaremos en un texto de Albert Camus donde es explicado de forma bastante clara: Según Camus “Si se ha de creer en Homero, Sísifo era el más sabio y prudente de los mortales. No obstante según otra tradición, se inclinaba al oficio de bandido. No veo en ello contradicción. Difieren las opiniones sobre los motivos que le llevaron a convertirse en el trabajador inútil de los infiernos. Se le reprocha, ante todo, alguna ligereza con los dioses. Reveló los secretos de éstos. Egina, hija de Asopo, fue raptada por Júpiter. Al padre le asombro esa desaparición y se quejó a Sísifo. Este, que conocía el rapto, se ofreció a informar sobre el a Asopo con la condición de que diese agua a la ciudadela de Corintio. Prefirió la bendición del agua  a los rayos celestiales. Por ello le castigaron enviándole al infierno.  Homero nos cuenta también como Sísifo había encadenado a la muerte. Plutón no puedo soportar el espectáculo de su imperio desierto y silencioso. Envío al Dios de la guerra, quien libero a la muerte de las manos de su vencedor” (A. Camus-El Mito de Sísifo)

Esta es la primera descripción del mito que realiza Camus. Nos muestra un personaje al cual no le preocupa desafiar a los mismos Dioses,no sabiendo el autor si describirlo como valiente o simplemente un loco. El desconocer lo poderoso que son los Dioses o el no tomar enserio, como sus actos pueden ofenderles, es lo que transformará sus actos en un absurdo, también vemos cómo su inclinación va hacia las riquezas terrenales, o naturales en este ejemplo, como lo era el agua.

Cuando Camus habla del absurdo, hace referencia al “trabajo inútil y sin esperanza”. Precisamente este es el castigo que se le impone a Sísifo una vez que es capturado. Nos cuenta Camus, que “los dioses habían condenado a Sísifo a subir sin cesar una roca hasta la cima de una montaña desde donde la piedra volvía a caer por su propio peso”. El motivo de este castigo era precisamente porque estos dioses, consideran que “no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza”, en nuestras vidas esto podría verse en más de una ocasión, si prestamos la suficiente atención.

Ahora, la pregunta cae de cajón y es ¿Que tiene que ver todo esto con lo que sucede con Sampaoli? Bueno, en estos momentos su situación se volvió insostenible. Cuestionado por todas partes y enjuiciado socialmente, su permanencia delante de su proyecto es imposible, solo él alarga la agonía, sus logros pasaron a un segundo, o incluso, a un tercer plano. Los triunfos con la selección, así como el tremendo mérito de Sísifo de capturar a la muerte, para que esta no actuara sobre él, y engañar a los Dioses, son agravantes a sus acciones posteriores, un absurdo. Siendo este el punto donde Camus se pierde, entre la actitud del sabio o del bandido, diciendo que es para él por lo menos, lo mismo.

Volviendo al tema de Sampaoli, nos podemos dar cuenta, que la selección gracias a este personaje, se lleno de logros, por decir lo menos meritorios, obtuvo victorias que nunca antes se habían logrado en Chile, sus partidos eran vistos cómo un gran espectáculo, pudiendo incomodar a varios dioses del fútbol. Estos echos provocaron que nuestro Sísifo en miniatura se cegará ante los triunfos, queriendo seguir divirtiéndose a costa de los poderosos, engañándolos una y otra vez, sin querer nunca detenerse, puesto que su prisionera es la muerte, nada podría pasarle. Muchos conocían su fórmula y aún así sucumbían ante su juego. Pero cómo podemos darnos cuanta a través de la historia, no se juega contra los dioses y se espera salir ileso. La riqueza terrena no es suficiente.

El  dinero puede volver loco a cualquiera, lo gano todo, no hay motivo por el cual no podría aceptar los premios que le ofrecían, su trabajo estaba para respaldarlo. Sin embargo la forma en la cual se lo quisieron entregar, o con la cual negocio para que se lo dieran, es lo que lo hace sucumbir. Al momento de aceptarlo, se encargó de desatar la muerte y transformarse en el Sísifo prófugo. Aquel que se jactaba que esa muerte, no lo alcanzaría y que ahora teme y espera su llegada.

Desde aquí en adelante, Sampaoli subirá una y otra vez la roca para verla caer desde lo más alto. Desde la cima del monte verá cómo cae cada triunfo, ya vio como cayó la copa América, el triunfo ante Brasil y seguramente si gana cualquier otro partido que por razones del destino, se nos muestran imposibles. Él ya ha revelado los secretos de los dioses, ya es el héroe de lo absurdo y es aquí, donde comienza su tragedia. Camus se interesa mucho en este momento, cuando Sísifo comienza el regreso,  se interesa en la pausa donde contempla, como todo su trabajo una vez más vuelve al principio, vuelve donde todo comenzó, donde todo se transforma en cero. Lo menciona de la siguiente forma “Un rostro que sufre tan cerca de las piedras es ya él mismo piedra. Veo a ese hombre volver a bajar con paso lento pero igual hacia el tormento cuyo fin no conocerá jamás. Esta hora que es como una respiración y que vuelve tan seguramente como su desdicha, es la hora que es cómo una respiración y que vuelve tan seguramente cómo su desdicha, es la hora de la CONCIENCIA. En cada uno de los instantes en que abandona las cimas y se hunde poco a poco en las guaridas de los dioses, es superior a su destino. Es más fuerte que su roca”.

La transformación del sueño a tragedia, es cuando surge la conciencia. En este momento cuando se ha concretado la salida de nuestro Sísifo moderno, es el momento de la conciencia. Cuando negocia su salida y disminuye las cláusulas, es cuando comienza su tragedia, porque en el reposo del no-trabajo, es cuando pensará si actúo sobre sus creencias o fue tentado por el destino, el que lo instiga a engañar a los dioses, lo que tarde o temprano se descubre y se castiga. Es en este momento, dónde se transforma en el héroe absurdo, que gana y es exitoso, pero termina odiado y repudiado, por algunos de los mismos que lo vitoreaban.

Se va el mejor, de la misma forma que se iría el fracasado, salvo para aquellos que agradecen lo entregado, perdonando los errores que provoca tan grande tentación.

Adiós Sampaoli, vive con tú destino, mal que mal, la gente olvida siempre y más pronto de lo que se recomendaría. Tu serás tu propio juez, mira desde lo alto y se consciente de lo que has hecho, lo que has ganado y lo que has perdido, ya que esa será tu condena.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s